Ordenar por
Ver:
  • Inicio
  • Buscar: optima lab
  • (  »   Page 3)

Correo electrónico: tres hábitos que mejorarán tu efectividad


email_dedo-seleccion-correo_o2

Hace unas semanas escribí este post: «Correo electrónico y efectividad». Una herramienta sobrevalorada, y un reto que limitará, o apalancará, la efectividad de las personas y de las organizaciones. Hoy, voy seguir escribiendo sobre el correo, pero desde otra perspectiva: los hábitos. Prácticas sencillas, al alcance de cualquier persona comprometida con la mejora de su efectividad. Comportamientos que, una vez desarrollados, se convierten en actos automáticos.

¿Sabes el precio que estás pagando?


ETIQUETAS CÓDIGOS BARRAS O2

La semana pasada definía el concepto «fatiga de la decisión» como el coste oculto asociado a cada decisión. Por trivial o sencilla que parezca, cada decisión que tomamos, y no decidir es una decisión, consume parte de nuestra energía y por lo tanto, limita nuestra eficiencia y afecta de manera negativa a nuestra eficacia.

Decidir varias veces sobre un mismo tema para un mismo fin está comprobado que es un hábito que limita nuestros resultados. Hoy, voy a seguir analizando otros hábitos extendidos entre los profesionales del conocimiento que al igual que el anterior, impactan de manera negativa contra tu efectividad.

Efectividad y Presente: dos caras de la misma moneda


Efectividad - Vivir el presente

Darío, mi segundo peque, nació hace dos semanas. Tras  unos días de hospital, ya estamos todos en casa. Noches diversas. Paseos y más paseos de ventanilla en ventanilla para formalizar todos los documentos: registro civil, seguridad social, centro de salud…

Han sido unas semanas intensas de emociones, de trabajo y de satisfacciones. Foco en disfrutar del presente. Tranquilidad por saber que las cosas que me van llegando las voy capturando y los compromisos que ya había adquirido, los tengo organizados en un lugar de confianza. Precisamente justo antes de llamarme mi mujer para avisar de que Darío estaba con ganas de nacer, terminaba la revisión semanal. Sistema de efectividad a estrenar y confianza plena en mi «mente extendida».

GTD: ¿Cómo volver a implantar el método?


GTD-Subiendo al tren de la productividad personall

María es una mujer de 32 años. Tiene dos hijas y, como muchas personas, compagina el trabajo en casa, la educación de las niñas y su actividad profesional, secretaria de dirección. Es una persona metódica, le gusta trabajar bien pero, últimamente, se ve abrumada por todas las cosas que le van llegando. Más y más compromisos que no encuentra forma de controlar con efectividad. Hace unos meses, se animó a subirse al tren de GTD. Tras la obligada lectura del último libro de David Allen y unas cuantas horas de estudio en blogs de referencia, puso en marcha su sistema. A las semanas, la habitual caída y con ella, unos meses conviviendo con el trabajo a medida que surge, el estrés y la frustración por ser consciente de que, a pesar de hacer muchas cosas, no avanzaba lo suficiente. Llegado a este punto, decidió contactar conmigo para valorar una estrategia de vuelta.

Mi sistema GTD: revisión de la parte de perspectiva


Perspectiva efectividad GTD productiviad

Durante los días de descanso de la Semana Santa he aprovechado para revisar la parte de perspectiva de mi sistema de efectividad personal. Mi segundo nene está a punto de nacer. Se aproximan tiempos de cambios y estos momentos de relax y tranquilidad me han permitido ver el día a día, el futuro próximo y el más lejano desde otra perspectiva.

Menu

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies