Ordenar por
Ver:
  • Inicio
  • Buscar: diógenes digital
http://enfoquecarnot.com/wp-content/uploads/2015/02/20849532_m-960x640_c.jpg

Combate el Síndrome de Diógenes Digital con GTD


¿Eres víctima del Síndrome de Diógenes Digital?

¿A veces? ¿Siempre? ¿De forma sistemática en el trabajo pero no en casa? ¿Al contrario?

Hace unas semanas cambiamos la aplicación de gestión de correo electrónico. Hemos despedido a Lotus Notes y estamos dando la bienvenida a Outllook. El hecho es que desde el Departamento de Sistemas hemos recibido varios correos sobre cómo recuperar “la pila” de correos almacenados en Lotus Notes desde hace más de 10 años, que prácticamente no he consultado pero que se comenta que son imprescindible migrar. Me he propuesto no hacerlo y no por talibán, puedo consultarlos porque todavía tengo instalado Lotus, sino porque estoy poniendo a prueba si todos los correos tan importantes, tan críticos y tan…que archivamos históricamente, lo son tal o simplemente son síntoma del Síndrome de Diógenes Digital, (SDD).

http://enfoquecarnot.com/wp-content/uploads/2015/03/GTD-Control-HábitosSaludables-960x949_c.jpg

Hábitos Saludables para Mejorar tu Productividad (Parte I)


Si en tu trabajo tienes más cosas por hacer que tiempo disponible, si tienes que decidir qué hacer y qué dejar sin hacer, si muchas de tus tareas no son evidentes y tienes que invertir tiempo en definirlas, cómo escribió Peter Drucker hace unos años en «La era de la discontinuidad (1969)»,  eres un Trabajador del Conocimiento.

Te guste o no, si quieres mejorar tu efectividad tomando decisiones con eficacia y haciendo tu trabajo con eficiencia, primero tienes que pensar, invertir tiempo en definir tu trabajo y tomar decisiones sobre qué no tiene sentido hacer y qué sí. El objetivo, que cuando llegue la hora de hacer, enciendas el piloto automático y te  limites a eso, a hacer bien, sin interrupciones, estando a lo que estás.

¡Ya! Te estoy leyendo el pensamiento: que si esto está muy bien pero que el día a día es como es, complicado, con muchas urgencias, con multitud de interrupciones, el teléfono, el email, malditos ladrones de tiempo…Ante esta tesitura, tienes dos opciones; una es seguir echando balones fuera, me interrumpen, me roban el tiempo, es lo que me ha tocado en este tipo de trabajo; y la otra es mirarte al ombligo, pensar en ti, en cómo te organizas, en cómo estás empleando tu tiempo, cuáles son tus hábitos y si hay algo que no te funciona, tomar la determinación de cambiarlo.

Nadie ha dicho que el camino hacia efectividad personal sea fácil, al principio tendrás que tirar de fuerza de voluntad, te constará llevar a cabo los nuevos comportamientos pero cuando los hayas repetido durante varias semanas, no sólo no te sentirás forzad@ sino que formarán parte íntegra de tu forma de ser y de hacer, serán comportamientos que realizarás de manera natural, los habrás convertido en hábitos, como ponerte el cinturón de seguridad cuando te sientas en el coche. En el primer número de Productive Magazine, Franciso Saéz escribió un artículo titulado “Tus hábitos determinan tu productividad” e incluyó esta cita que me quedó grabada.

“Primero hacemos nuestros hábitos, después nuestros hábitos nos hacen a nosotros.” ~ Charles C. Noble

Menu

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies