#7hábitos: Cambiando de Paradigma


papel-rasgado-con-fondo-de-bosque-cambio-paradigma-o2

«Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva» representan varios de los principios sobre los que se sustenta la efectividad humana. Antes de adentrarnos a estudiar y comprender estos hábitos, Covey dedica un capítulo a escribir sobre «Paradigmas y Principios». En la serie #7hábitos, también voy a dedicar un post a compartir contigo una de las premisas fundamentales para mejorar la efectividad: entender nuestros propios paradigmas para estar abiertos a cambiarlos.

¿Qué es un paradigma?

La palabra paradigma, se utiliza para describir el modo en que vemos el mundo, no en los términos de nuestro sentido de la vista, sino como percepción, compresión, interpretación, sensación…Una de las máximas de PNL es que «el mapa no es el territorio» sino una explicación de ciertos aspectos del territorio. Justamente esto es un paradigma, un mapa, nuestro mapa, una interpretación de una realidad, una explicación de un suceso…la realidad enfocada con el filtro de nuestros paradigmas.

El paradigma de la Era Industrial

A día de hoy, muchas personas quieren mejorar su efectividad personal, cambiar, crecer, aprender, lograr mayores resultados, trabajar en puestos de mayor responsabilidad…pero se muestran reticentes a los cambios que ello supone. Viven ancladas en sus viejos paradigmas viendo la realidad con el filtro de sus experiencias, sus creencias y sus conocimientos.

En algunos de estos casos, el paradigma sobre el que se basan este tipo de comportamientos es el de la Era Industrial, en el que la gestión del tiempo era una de las claves para mejorar la productividad de las fábricas: producir más unidades empleando el menor tiempo posible.

Amparadas bajo el paradigma de la Era Industrial, tiene sentido que surjan preguntas del tipo:

  • ¿Cómo voy a mezclar mis temas personales con los profesionales?
  • Si llevo toda la vida haciendo las cosas de una manera.
  • ¿Para qué voy a capturar esa llamada que le tengo que hacer a Juan? Total, si la tengo que hacer, la hago ya.
  • ¿Qué me estás diciendo, que planificarme la semana no me sirve de nada? Lo vengo haciendo durante años y….
  • ¿Cómo voy a empezar con el informe que tengo que entregar dentro cuatro meses si tengo el correo electrónico «echando humo»?
  • Es que mi realidad es más compleja de lo habitual. Puede que sea útil para determinadas personas pero para mí, lo dudo.

«El grado de certeza con que nuestros mapas mentales describen el territorio no altera su existencia» Stephen R. Covey

En la época industrial, en la que el trabajo era estable, predecible y evidente, tenía sentido planificar los trabajos con puntos y comas, aplicar los mismos procedimientos de hace años, separar los asuntos personales y profesionales u organizarte para enviar un determinado informe el día que tú querías. Pero, hoy en día, ¿hasta qué punto es útil ver la realidad actual con el filtro de la realidad pasada?

Una realidad y dos paradigmas

Para que compruebas cómo afectan experiencias, creencias y conocimientos en la percepción de la realidad, te propongo realizar el siguiente ejercicio, serán 30 segundos:

  1. Si has nacido en día par, abre este enlace y permanecer mirando durante quince segundos. Después pasa al punto 3.
  1. Si has nacido en día impar, abre este otro enlace y mantente mirando durante quince segundos. Después pasa al punto 3.
  1. Ahora, haz click aquí y dime: ¿Qué estás viendo?

Si naciste en día par, es probable que veas a una anciana, con un pañuelo sobre la cabeza, nariz prominente y barbilla prolongada. Por otro lado, si naciste en día impar, estarás viendo el perfil de una señorita joven, con sombrero y un collar.

¿Quién está en lo cierto? En ambos casos estás describiendo la misma realidad, pero influenciado por la imagen que has visto previamente. Si quince segundos, son capaces de condicionarnos de esta forma, qué no va a ser capaz de condicionar los paradigmas que hemos ido construyendo durante toda una vida.

Cambio de paradigma: hacia la Era del Conocimiento

Nos guste o no, vivimos en un mundo VUCA en donde con frecuencia, la realidad es distinta de lo que parecía ser. La velocidad de cambio es fugaz y la incertidumbre ha llegado para quedarse. Podemos enfocar esta realidad con filtros entumecidos, influenciados por la Era Industrial, o buscar filtros alternativos, adaptados a la Era del Conocimiento. En ambos casos, la realidad es la misma, pero los resultados, radicalmente diferentes. Seguir usando el filtro de la anciana, con rancias soluciones de gestión del tiempo. O emplear el filtro de la señorita joven, con metodologías de vanguardia adaptadas al mundo actual.

Históricamente, los cambios que han supuesto avances trascendentales para nuestra especie han venido precedidos de cambios de paradigmas. Por ejemplo: Cristobal Colón y su idea de que la tierra era redonda; Copérnico situando al sol en el centro del universo o la instauración de la democracia como forma de gobierno dominante en el mundo.

En la Era del Conocimiento, el cambio de paradigma está calando y depende de nosotros seguir con el chubasquero puesto o dejarnos empapar por los principios universales sobre los que se sustenta la efectividad humana.


«El problema está en el modo con que vemos el problema» Stephen R. Covey

Con frecuencia, los problemas a los que se enfrentan las personas para mejorar su efectividad están dentro de las propias personas, en las actitudes frente a los cambios, en los paradigmas con los que interpretan la realidad. Ejemplos como no canalizar todos los inputs que se reciben, usar criterios subjetivos para tomar decisiones o usar la memoria para recordar los compromisos adquiridos, son evidencias de la ceguera mental con que la que viven muchos profesionales.

Para abordar el problema, es fundamental atacar la raíz, la base de nuestros pensamientos, sentimientos y acciones, nuestros paradigmas. Cualquier otra solución, será un atajo y recuerda, siempre se cosecha lo que se siembra.

Muchas gracias por pasarte por el blog y hasta la semana que viene.

Jesús Serrano Ducar

Soy consultor artesano y nodo de OPTIMA LAB, una red productiva que ayuda a personas y organizaciones a ser más efectivas para lograr sus resultados por medio del aprendizaje basado en la experiencia y nuevas metodologías centradas en las personas.

Más posts de

Deja un comentario

*

Menu

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR