http://enfoquecarnot.com/wp-content/uploads/2015/10/LEYENDO-TABLET-PLAYA-VISIÓN-960x600_c.jpg

Mi sistema GTD: perspectiva y visión


«El gran valor de las metas y las visiones no es tanto el futuro que describen como los cambios que generan en el presente» David Allen

Ya casi hemos terminado, tan sólo nos faltan 2 capítulos para completar la serie. Hemos trabajado los 5 pasos para obtener control y la parte de perspectiva la tenemos avanzada: acciones, proyectos, áreas de responsabilidad, objetivos y metas. Para finalizar, sólo nos falta la visión que la trabajaremos ahora y el propósito y los principios que serán el tema del último capítulo.

Un poco de teoría…

El concepto «visión»

El concepto «visión» es la descripción de una determinada área de tu vida con la que te sientes plenamente satisfecho en un horizonte temporal de tres a cinco años vista.

Tus visiones darán respuesta a preguntas del tipo: ¿Qué aspecto tendrá el futuro? ¿Qué estaré haciendo? ¿Con quién esteraré? ¿Qué sentiré? ¿Qué escucharé que se dice de mí? ¿Dónde estaré? ¿Cuándo se estarán produciendo todos estos hechos?…

¿Para qué sirve trabajar la visión?

Como dice David Allen, el gran secreto de las metas y las visiones no es el futuro que describen sino los cambios que generan en la actualidad en forma de motivación, de enfoque, de empujón a la acción. En la medida que tengas claridad de visiones, tus decisiones y tus acciones irán en una dirección definida o en varias direcciones indefinidas.

Con frecuencia la única forma de conseguir un acuerdo y una continuidad sobre el futuro cercano es ver con claridad uno más lejano. Hay momentos en los que la única forma de recuperar la motivación y el impulso para avanzar es re-impulsando tu visión.

Por ejemplo, si te levantes una mañana con pocas ganas de seguir, cansado, algo desmotivado, los problemas de ayer, las cosas no marchan como pensabas…echa un vistazo a tu visión, a la foto de tu futuro que hiciste hace unos meses y observa qué hay, siéntelo y escucha lo que te está diciendo. Tu día cambiará por completo.

¿Cómo lo tengo montado?

El procedimiento que utilizo para definir mis visiones

Preguntas que me han ayudado a enfocar con nitidez mis visiones son:

  • ¿Qué estaré haciendo en una determinada área de mi vida cuando me esté sintiendo plenamente satisfecho?
  • ¿Quién estará a mi lado? ¿Qué personas estoy viendo junto a mí?
  • ¿Qué estaré viendo, sintiendo, escuchando…?
  • ¿Qué escucharé que se dice de mí?

«La visión útil es la que resulta de proyectar el propósito hacia el futuro, a través de nuestras áreas de enfoque y responsabilidad» José Miguel Bolívar

Formatos que utilizo

Hace unos años integraba toda la información de mis visiones en una única fotografía montando un «collage o visionboard» que tenía sobre la mesa del escritorio y utilizaba como apoyo para escribir. Ahora, debido a la inversión de tiempo que necesitaba para montar el mural, lo que hago es una composición en formato texto que integra la descripción del futuro para cada área de mi vida.

¿Cuándo reviso mi visión?

En este caso soy bastante flexible porque no tengo un plazo de tiempo pre-definido. Desde que utilizo la metodología GTD, he identificado dos circunstancias en las que he sentido la necesidad de revisar mis visiones:

  1. La revisión regular que he realizado conforme me he ido acercando a mi visión tras ir cumpliendo metas y logrando objetivos.
  2. La revisión extraordinaria que he realizado cuando he atravesado algún cambio como el nacimiento de mi nena. Parte de la visión que hace un par de años tenía sentido, en el momento actual ha dejado de tenerlo.

¿Te animas a montártelo?

Tanto si prefieres montarte un mural con imágenes como si escribes una composición describiendo tu futuro, tendrás en tus manos una herramienta que te ayudará a seguir hacia delante en momentos adversos, te orientará en momentos de cambio y te permitirá controlar el timón de tu vida mirando hacia el horizonte con perspectiva.

Varias lecturas para profundizar

Perspectiva GTD: La Visión

José Miguel Bolívar propone un re-encuadre a la propuesta de David Allen. Para definir tus visiones, mejor que preguntarte «¿qué aspecto tendrá, cómo sonará, cómo sentiré el éxito a largo plazo?», hazte esta otra cuestión: «¿qué aspecto tendrá, cómo sonará cuando sienta una sensación de profundo bienestar a largo plazo?».

Introducción a GTD: Consiguiendo perspectiva. Visión

Antonio José Masia sintetiza en una frase qué significa trabajar la visión: «De lo que se trata es de definir un mapa de ruta que plasme a donde nos queremos dirigir».


De todos modos, para que todo el ejercicio de la visión sea útil, sin duda que lo es, necesitamos convertirlo en metas y objetivos, en proyectos y acciones. De nada sirve imaginarnos el futuro que deseamos si no pasamos a la acción, si no definimos hitos intermedios, objetivos sobre los que trabajar y acciones que acometer.

En la medida que transformes tus visiones en acciones, estarás construyendo tu futuro enfocando tu atención en tu presente

Muchas gracias por pasarte por el blog. La siguiente y última parada  de la serie: propósito y principios.

Jesús Serrano Ducar

Soy consultor artesano y nodo de OPTIMA LAB, una red productiva que ayuda a personas y organizaciones a ser más efectivas para lograr sus resultados por medio del aprendizaje basado en la experiencia y nuevas metodologías centradas en las personas.

Más posts de

Deja un comentario

*

Menu

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies