• Inicio
  • Coaching
  • Efectividad y Equilibrio: dos caras de una misma moneda
http://enfoquecarnot.com/wp-content/uploads/2015/09/Equilibrio-123RF-960x600_c.jpg

Efectividad y Equilibrio: dos caras de una misma moneda


Hace unos meses en el descanso de un taller, los alumnos me preguntaban qué había aportado la efectividad personal a mi vida. Sin dudarlo, mi respuesta fue «Equilibrio» y capture la idea para un post.

Los que me conocéis, sabéis que el equilibrio es uno de mis valores esenciales. Cuando lo siento hace que vengan a mi mente muchas otras sensaciones como: organización, tranquilidad, control, enfoque, consciencia, confianza…Además, una de las claves de mi propósito es «…una vida en equilibrio…».

Mis primeros pasos: coaching y productividad personal

Tras varios meses madurando la idea, me lancé a experimentar en primera persona qué era esto del coaching. Fruto de un extraordinario programa de coaching con Paz Garde, decidí formarme con Alfonso Medina. Mi visión era acompañar a las personas a extraer lo mejor de si mismas.

En paralelo, los primeros años de vida de mi nena Valeria  y mi trabajo en EDP. Muchas bolas en el aire, demasiados compromisos que atender. Desequilibrio acompañado de pérdida de enfoque, estrés, estar pero no estar, frustración, somatización de dolores, problemas de sueño…

No quería renunciar a nada, algo tenía que existir. En la cuneta, trucos o herramientas, soluciones rápidas o aplicaciones milagrosas de consumo inmediato pero de dudosos resultados hasta que encontré GTD®. Frente a mí una metodología que a primera vista parecía la solución. Varios libros que estudiar, blogs con los que aprender como «Optima Infinito» de José Miguel Bolívar y, por aquel entonces, «El Gachupas» de Jerónimo Sánchez fueron mis referentes. Además, mucha ilusión y ganas de trabajar. Esto era lo que estaba buscando. Una solución integral, un enfoque global.

Ahora, pasados el tiempo y revisando mi jardín de ideas para el blog, le ha llegado el momento. Retrospectiva e introspectiva y como resultado, el post que estás leyendo. Efectividad personal y Equilibrio: dos caras de una misma moneda. Un binomio que define mi evolución como persona, mi crecimiento vital. La vida es un juego con muchos compromisos que atender.

Equilibrio es mantener el foco entre el desenfoque al que nos enfrentamos en el día a día

Capturar las cosas cuando me llegan me permite mantener el equilibrio entre lo que estoy haciendo y las nuevas entradas que recibo: ideas y pensamientos, posibilidades y recordatorios, información y peticiones… Demasiados estímulos que manejar.

Equilibrio es tomar decisiones conscientes para no dejar nada al azar

Aclarar mis cosas en el momento adecuado me permite mantener el equilibrio tomando decisiones de manera consciente, evitando dejar que las cosas se solucionen (o empeoren) de manera inconsciente. Tengo delante una cosa, le doy significado, valoro si debo o quiero hacer algo con ella (o no) y tomo la decisión, sin demorarla un instante.

Equilibrio es confiar en que tengo «un lugar para cada cosa y cada cosa está en su lugar»

Mi sistema de efectividad personal me aporta equilibrio porque siento la confianza de que todos las entradas que recibo en el día a día están organizadas en donde tienen que estar. Ya me pondrás con ello cuando proceda.

Efectividad es conocer mis compromisos, ser consciente de mis circunstancias y elegir manteniendo el equilibrio entre acción y opción

Durante la revisión semanal, hago un chequeo completo de mi sistema. Compromisos resueltos que actualizar. Proyectos estancados que reactivar. Citas, reuniones, talleres que debo atender. Ideas que decido emprender. Obligaciones que resolver. Pensamiento enfocado en resultados; la clave, definir con precisión cuál es la siguiente acción.

Equilibrio es sentirme satisfecho por ver que me voy acercando hacia donde quiero ir

Le llega la  hora a mi preferida: la revisión de los niveles superiores de perspectiva. Áreas de enfoque y responsabilidad. Objetivos, metas y visiones. Sentir que todas mis áreas vitales están atendidas y realmente estoy satisfecho. Ver que voy cumpliendo mis objetivos, me voy acercando. Compruebo que pequeños pasos en el día a día suponen grandes avances según pasan los meses. Equilibrio en estado puro.


Equilibrio es no sentir la necesidad de separar mi vida personal y profesional. Un solo yo en casa, en la oficina, en el parque y en el gimnasio. Mis pensamientos fluyen, son líquidos y la efectividad personal me ha permitido aceptar pensar en mis proyectos profesionales cuando estoy en casa o en mi niña cuando estoy en la oficina: pura adaptación.

Y en tu caso, ¿qué te ha aportado GTD u otras metodologías de productividad personal a tu vida? Encantado de compartir experiencias. 🙂

Espero que os haya gustado el post. Yo, escribiéndolo, lo he disfrutado de verdad.

Jesús Serrano Ducar

Soy consultor artesano y nodo de OPTIMA LAB, una red productiva que ayuda a personas y organizaciones a ser más efectivas para lograr sus resultados por medio del aprendizaje basado en la experiencia y nuevas metodologías centradas en las personas.

Más posts de

8 Respuesta

  • José Miguel Bolívar en 11 Octubre, 2015, 10:39:54

    Precioso post, amigo Jesús. Yo también he disfrutado, y aprendido, leyéndolo. Mantener el equilibrio es un reto, probablemente cada vez más, y su impacto en nuestra efectividad personal y en nuestra felicidad es enorme porque sin equilibrio es prácticamente imposible fluir.
    Un fuerte abrazo.
    JM

    Responder aJosé
    • Jesús Serrano Ducar en 13 Octubre, 2015, 13:50:50

      Muchas gracias José Miguel, es de estos post que sientes, que lo estás viendo y reviviendo, saboreando cada frase y escuchando cada párrafo.
      Estoy contigo en que mantener el equilibrio, cada vez más, se va a convertir en un reto: demasiados compromisos que atender y excesivos estímulos compitiendo por nuestra atención.
      Fuerte abrazo amigo.
      Jesús

      Responder aJesús
  • Jerónimo Sánchez en 12 Octubre, 2015, 08:05:56

    Me quedo con ese “equilibrio es no sentir la necesidad de separar mi vida personal y profesional”. Para mi, llegar a esa idea central supuso un punto de inflexión en mi vida, y el comienzo de un camino que me ha llevado a donde estoy hoy, donde sólo tengo una cosa que gestionar: mi “vida”, así, sin adjetivos.

    Un fuerte abrazo, Jesús. Como siempre, un placer leerte.

    Responder aJerónimo
    • Jesús Serrano Ducar en 13 Octubre, 2015, 14:00:27

      Muchas gracias por tus palabras Jero.
      Estamos haciéndonos el espejo amigo. Mi experiencia ha sido similar a la tuya. Dejar de sentir la necesidad de separar mi vida me ha aportado una paz interior brutal.
      ¿Por qué no acordarme del informe cuando estoy viendo mi serie favorita? Lo capturo y a seguir 🙂
      ¿O por qué no acordarme de mi nena cuando estoy en la oficina? Termino y hago una llamada a casa 😉
      Fuerte abrazo!
      Jesús

      Responder aJesús
  • Paz Garde en 14 Octubre, 2015, 23:33:02

    Me siento feliz y afortunada por haber participado en tus comienzos. ¡Quién nos iba a decir a nosotros, entonces, que años después estaríamos formando parte del mismo proyecto!
    Ahora nos toca seguir haciendo camino, seguir creciendo, aprendiendo y superando obstáculos.Me ha encantado el post!
    ¡Un fuerte abrazo compi!

    Responder aPaz
    • Jesús Serrano Ducar en 15 Octubre, 2015, 18:40:46

      Muchas gracias Paz, un orgullo estar subido en el barco contigo.
      Todavía recuerdo con nitidez ese exploratorio, la rueda de la vida que guardo y si iba a ser capaz de aclararme, de encontrar…Yo también me siento feliz, tranquilo, en equilibrio 🙂
      Me alegra mucho que te haya gustado el post.
      ¡Un fuerte abrazo!

      Responder aJesús
  • David Sánchez en 15 Octubre, 2015, 17:32:40

    Enhorabuena por ese equilibrio… y por este post 😉

    El equilibrio no es permanente, o al menos en mi caso no lo es. Vivimos en la sociedad que vivimos y no podemos permanecer al margen de ella. Sin duda, la efectividad personal ayuda a conseguir ese equilibrio… y mantenerlo más tiempo.

    Un placer leerte amigo

    Responder aDavid
    • Jesús Serrano Ducar en 15 Octubre, 2015, 18:51:14

      Muchas gracias David.
      Encontrar mi propósito de vida e incluir en él la palabra equilibrio supuso un punto de inflexión en mi vida.
      Es verdad que el equilibrio es una sensación subjetiva y como tal, tenemos nuestros días más y menos equilibrados pero ahí esta la clave, buscarlo de manera consciente y encontrarlo gracias a metodologías de efectividad personal como la que empleamos.
      Un abrazo fuerte amigo.

      Responder aJesús

Deja un comentario

*

Menu

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies