http://enfoquecarnot.com/wp-content/uploads/2014/11/Balance-Rocks-960x600_c.jpg

Perspectiva en GTD: áreas de enfoque y responsabilidad


Hace unos meses empecé una serie de entradas relacionadas con la parte de Perspectiva en GTD. Ya he escrito varios artículos sobre el propósito y los principios, la visión, los objetivos y hoy voy a bajar unos metros para proponerte varios ejercicios con los que trabajar tus áreas de enfoque y responsabilidad.

El objetivo de trabajar esta parte de perspectiva de GTD es tomar conciencia del equilibrio o falta de él en tu vida y actuar en consecuencia tomando decisiones en tu día a día sobre qué objetivos quieres conseguir, qué proyectos quieres llevar a cabo y qué próximas acciones vas a acometer.

“Es fácil eludir nuestras responsabilidades, pero no podemos eludir las consecuencias de ello”    E. C. McKenzie

¿Qué son las áreas de enfoque y responsabilidad?

En GTD, las áreas de enfoque y responsabilidad son lo que habitualmente llamamos áreas vitales. Son los planos en los que puedes dividir tu vida, tanto del ámbito personal como profesional, y para los que sientes un grado de responsabilidad superior a otras partes de tu vida. Son aquellas áreas sobre las que enfocas tu atención en el día a día.

El objetivo de trabajar esta parte de la perspectiva de GTD está relacionado con el equilibrio vital, con balancear tus  recursos tiempo y atención para sentirte bien por lo que haces en todas las áreas que consideras importantes.

Con el fin de aterrizar esta definición te presento varios ejemplos que muestran qué son las áreas de enfoque y responsabilidad según el ámbito de tu vida en el que estés pensando:

Si quieres llevar una vida sana, necesitas mantener tu salud y energía en forma por lo que deberás prestar atención a tu cuerpo practicando deporte o llevando una dieta sana. En este caso, un área de enfoque y responsabilidad sería salud. Como consecuencia de tu reflexión sobre este área podrías desarrollar varios proyectos relacionados con practicar deporte o comer bien.

Si diriges tu propia empresa, posibles áreas de enfoque y responsabilidad sobre las que sueles dedicar gran parte de tus recursos tiempo y energía podrían ser finanzas, ventas, administración, operaciones o investigación y desarrollo. En este caso, son aquellas áreas sobre las que tienes que hacer algo para garantizar la viabilidad y desarrollo de tu negocio.

Si eres un trabajador por cuenta ajena, una forma de identificar tus áreas de responsabilidad en tu trabajo es pensar sobre qué temas te pedirá cuentas tu jefe y qué responsabilidades te han asignado.

¿Cuál es el formato típico?

Los formatos típicos que puedes utilizar para trabajar tus áreas de enfoque y responsabilidad  pueden ser desde una lista sencilla en la que asignas a cada área una puntuación de cómo te sientes con cada área en particular, un mapa mental en donde puedes anidar dentro de cada área principal otras secundarias o representaciones gráficas más sofisticadas como puede ser la rueda de la vida.

Áreas de enfoque y responsabilidad

 

En cualquier caso, lo importante es identificar tus áreas vitales y tomar conciencia de cómo te sientes con lo que estás haciendo en cada una. Si encuentras diferencias entre cómo te sientes y cómo te gustaría sentirte habrás dado el primer paso para afrontar el cambio y podrás plantearte desarrollar nuevos proyectos o acometer acciones particulares para aumentar tu equilibrio.

Te propongo un ejercicio para que tomes conciencia de dónde estás: tu rueda de la vida

Durante la primera reunión de coaching con las personas que trabajo como Coach, el cliente dibuja su rueda de la vida. El resultado es una rueda, más o menos regular en función del equilibrio que siente en las diferentes áreas de tu vida. Es un ejercicio muy potente para tomar conciencia de dónde estás, de cómo te sientes con tu situación actual para cada área de tu vida y hacia dónde quieres ir.

En GTD para trabajar tus áreas de enfoque y responsabilidad, puedes dibujar tu rueda de la vida. Verás en una imagen la representación del equilibrio vital que sientes y te puede aportar información útil para tomar decisiones tanto a nivel de objetivos como a nivel de acciones y proyectos: ¿Qué objetivos quiere conseguir este año? ¿Con qué proyectos me voy a comprometer? ¿Que próximas acciones voy a llevar a cabo? ¿Qué cosas requieren acción y cuáles puedes dejar hasta la próxima revisión semanal? ¿Qué acciones o proyectos puedo delegar?

Para ello, puedes utilizar la siguiente imagen como plantilla  y asignar una puntuación entre 0 y 10 a cada radio que representa cada una de tus áreas de enfoque y responsabilidad. Si alguna de ellas no la quieres valorar o echas en falta otras, puedes personalizar tu rueda y crearte una a tu medida que contenga tus áreas vitales.

RUEDA DE LA VIDA-1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si te ha resultado útil el ejercicio y quieres profundizar más sobre ello, Pedro Amador, creador de la metodología ©autocoaching, ha desarrollado un modelo de rueda de la vida mucho más sofisticado y cuyo resultados son varias imágenes. Una de ellas es una representación global de tus áreas vitales y otra está formada por varias imágenes de detalle de cada área en particular. En este vínculo te puedes descargar el documento Excel que Pedro ha creado para dibujar tu rueda de la vida.

¿Y si diriges tu empresa? Te propongo un ejercicio: la rueda de tu negocio

Un híbrido de la rueda de la vida es aplicar la misma metodología pero cambiando las áreas de enfoque y responsabilidad de tu vida por las áreas que consideras críticas para tu negocio. Posibles opciones son finanzas, ventas, administración, formación, control económico, gestión de clientes, comunicación, marketing, organización, producción, crecimiento, comercial, estrategia de desarrollo….

Puedes elegir las que tu consideres más relevantes y crearte la rueda específica para tu negocio. El resultado de valorar cada área en particular será la imagen de tu nivel de satisfacción y fuente de información para tomar decisiones tanto a largo plazo definiendo objetivos como a corto planteándote nuevos proyectos y qué acciones llevar a cabo para conseguirlos.

¿Cuándo revisar tus áreas de enfoque y responsabilidad?

David Allen propone en “Haz que funcione” revisarlas sistemáticamente con frecuencia mensual. Yo, personalmente, dentro de mi lista de chequeos de la revisión mensual, tengo un punto que es “Revisar áreas de enfoque y responsabilidad” y para ello reflexiono haciendo el ejercicio de la rueda de la vida.

Otras circunstancias en las que te puede ser útil hacer una revisión de tus áreas de enfoque y responsabilidad son:

Cuando han cambiado tanto las cosas en tu entorno que necesitas reflexionar (un cambio laboral, el nacimiento de un hijo, se aproxima la jubilación…)

Cuando has atravesado un periodo de intenso trabajo y sientes que falta equilibrio en tu vida.

Cuando sientes que te has quedado algo estancado o desfasado en tu carrera profesional y quieres desarrollarte.

Te animo a que dibujes tu foto de dónde estás en cada una de las áreas de enfoque y responsabilidad que has identificado y seas honesto contigo mismo preguntándote cómo te sientes con la foto final. Si algo te resuena, quizá sea momento para capturar ideas que puedas transformar en objetivos o proyectos en aras de ganar equilibrio porque la Productividad es cuestión de equilibrio y el éxito está en encontrar el balance óptimo en la cuenta de resultados de tu vida.

Jesús Serrano Ducar

Soy consultor artesano y nodo de OPTIMA LAB, una red productiva que ayuda a personas y organizaciones a ser más efectivas para lograr sus resultados por medio del aprendizaje basado en la experiencia y nuevas metodologías centradas en las personas.

Más posts de

2 Respuesta

Deja un comentario

*

Menu

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies