GTD: volando a 15000 metros para definir tu propósito


Alicia en el país de las maravillas:

-“¿Podría decirme, por favor, qué camino debo tomar? – pregunto Alicia.

-Eso depende de a dónde quieras ir -respondió el Gato.

-Lo cierto es que no me importa demasiado a dónde… -dijo Alicia.

-Entonces tampoco importa demasiado en qué dirección vayas -contestó el Gato.”

¿Te gustaría tener en tu empresa una brújula que te aportara más sentido y dirección a la hora de tomar decisiones?

¿Estás empezando a trabajar con GTD y el tema de los niveles de perspectiva se te está haciendo cuesta arriba?

¿Cómo verías una herramienta que te aportara equilibrio, claridad y precisión a la hora de tomar decisiones?

En el post de esta semana, voy a compartir contigo qué es la Declaración de propósito, qué debe contener, para qué sirve y cómo puedes identificar la tuya para expresarla con palabras.

Han pasado más de tres años y todavía recuerdo las horas que pasé leyendo Expertología, de Andrés Perez. Muchas veces me sentía descolocado y hasta cierto punto nervioso cuando buceaba por el Capítulo 2 ¿Quién eres? ¿En qué te diferencias? ¿Qué papeles juegas en la vida y cómo te desenvuelves en ellos?

Una tarde, mientras navegaba por Internet, tuve la gran suerte de encontrar el blog coachingparajovenes.com cuya autora es Paz Garde. Contacté con ella porque tenía un programa que se llamaba carrera y sentí que era lo que necesitaba. Nada más alejado de la realidad, trabajando con Paz definí mi propósito, el capítulo 2 de Expertología ya es historia y Paz, además de ser mi coach es compañera en SUN.

 

¿Qué es la declaración de propósito?

En uno de los últimos post de Coaching para jóvenes, Paz define la Declaración de Propósito como una frase que te aporta información útil para tu día a día porque te conecta con tu propia identidad (o la de tu empresa), te transmite una profunda sensación de bien-estar y la asocias con la necesidad de hacer algo grande, trascendente y que aporte valor.

 

¿Qué debe representar la Declaración de Propósito?

La declaración debe incluir las respuestas a las preguntas “Qué, Cómo, y Para qué” y debe conectarte con tu esencia, con tu razón de ser, con el por qué estás haciendo tal cosa de tal manera y con tal fin.

Además, el propósito es una forma de descifrar con palabras y expresar de manera tangible y consciente lo más significativo de tu ADN o del de tu empresa.

 

¿Para qué sirve la Declaración de Propósito?

Una de las mayores utilidades que veo a la declaración es como herramienta para la toma de decisiones. A través de una matriz en la cual las filas son las palabras clave de la declaración y las columnas las opciones posibles, valoras de 1 a 10 cómo te conecta cada decisión con aquellas palabras que componen tu propósito y tomas consciencia de qué significa para ti tomar una decisión u otra. La elección final no tiene por qué ser aquella que más puntuación haya tenido pero si consideras decir no a ella, lo estarás haciendo de manera totalmente consciente.

Otra utilidad de la declaración es para definir parámetros de evaluación de opciones o identificar criterios para definir prioridades.

En este sentido, el propósito te aportará claridad para decidir qué es lo más importante que debes hacer de entre todas las opciones que te planteas, a qué opciones dices si y a cuáles no, qué objetivos quieres cumplir este año y cuáles pospones al año que viene…

Otras utilidades potente que le puedes dar a tu declaración son:

  • Herramienta para aumentar perspectiva sobre la manera de ver y enfocar una situación concreta.
  • Fuente de inspiración para generar ideas creativas y originales que conecte contigo.

 

¿Cómo definir tu declaración?

En el coaching de SUN facilitamos la definición del propósito explorando contigo aquellos momentos de tu vida o de tu empresa que sentiste plenitud y bien estar, orgullo de ti mismo por los resultados que habías conseguido y conexión profunda con tu esencia.

Si quieres definir tu propósito, una aproximación a lo que hacemos podría ser identificar estos momentos de tu vida o tu empresa, preguntarte qué estabas haciendo, qué sentiste y cuál fue el aprendizaje y escribirlo. De entre todas las palabras que has capturado, la idea es identificar denominadores comunes o aquello con lo que sientas una conexión especial. El resto es un juego de palabras, hacer frases con las que hayas elegido y el resultado será tu Declaración de Propósito, tu frase cargada de sentimientos y significado.

 ……………

Durante las próximas semanas compartiré contigo mis reflexiones sobre el eje vertical de GTD volando a diferentes alturas y trataré de aportar mi granito de arena en la definición de los conceptos de la metodología asociados con los niveles de perspectiva: principios, visión, objetivos, áreas de responsabilidad…

Muchas gracias por leerme y hasta la semana que viene.

Jesús

 

Jesús Serrano Ducar

Trabajo como ingeniero en EDP Energía. Me encanta la mejora de los procesos y con frecuencia, estoy liado aplicando metodologías como Lean o 5S a los proyectos en los que participo. Otra de mis pasiones es la productividad y comparto mis experiencias y conocimientos desde hace 5 años en este blog.

Más posts de

5 Respuesta

  • Jose Miguel Bolivar (@jmbolivar) en 8 junio, 2014, 07:40:49

    Muy interesante y prometedora la serie que ahora empiezas, Jesús. La perspectiva ha venido siendo tradicionalmente la gran desconocida de GTD – reconozco que no acabo de entender por qué – y cualquier iniciativa destinada a que se conozca mejor y se le saque mayor partido me parece estupenda.
    Es verdad que la perspectiva sin control no suele tener sentido, al menos no para muchas personas. En los talleres que facilito lo puedo comprobar a menudo: las personas con alto nivel de control, entienden, disfrutan y ven el potencial del modelo de perspectiva, mientras que aquéllas otras con bajo nivel de control lo perciben como algo difuso, muy lejano y de escasa aplicabilidad.
    También es cierto que David Allen podía haberlo explicado mejor pero, en lo positivo, así tenemos más reto para disfrutar nosotros 🙂
    Un abrazo!

    Responder aJose
    • JSDucar en 8 junio, 2014, 12:07:46

      Muchas gracias por tu comentario José Miguel, con las próximas entradas sobre perspectiva trataré de aportar mi granito de arena para que esta deje de ser la “gran desconocida”.

      Respecto al sentido de la perspectiva con o sin control, en mi experiencia, cuando empecé a utilizar GTD, la parte de perspectiva fue la que más me costaba, no terminaban de encajarme las piezas entre control y perspectiva. Pasados un par de años y tras haber disfrutado de un programa de coaching primero como cliente con Paz Garde y después formándome con Alfonso Medida para ser coach de SUN, las piezas han ido encajando y en mi opinión, es el cambio de hábitos para obtener control uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos las personas cuando nos proponemos utilizar GTD. Como te he leído en más de una ocasión en Optima Infinito, tenemos que borrar falsas creencias que durante años nos han/hemos ido tatuando en nuestro cerebro.

      Un abrazo y a disfrutar del domingo!

      JSD

      Responder aJSDucar
  • pazgarde en 12 junio, 2014, 08:35:36

    Muchas gracias Jesús,
    Yo me siento afortunada por conocerte y me encanta que me encontraras. Muchas gracias por tus palabras.
    Ademas, ahora como compañeros, me siento ilusionada por compartir el reto de seguir creando proyectos juntos.
    Un abrazo Jesús!!!!

    Responder apazgarde
    • JSDucar en 14 junio, 2014, 14:16:37

      Un placer Paz y asumo el reto para seguir creando y avanzando en proyectos juntos. 🙂
      Un abrazo y a pasar buen finde!!

      Responder aJSDucar

Deja un comentario

*

Menu

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies